Metodología SROI. El Retorno Social de la Inversión

No Tags | Sin categoría

Hay muchas maneras diferentes de medir el impacto social, por lo que resulta difícil defender un método en particular o incluso establecer comparaciones. El Comité Económico y Social Europeo (CEES) no recomienda un método específico, aunque invita a utilizar instrumentos que consideren los costes de oportunidad. Identifica el Retorno Social de la Inversión (Social Return On Investment, SROI) como uno de los más conocidos y experimentados.

 

El Retorno Social de la Inversión (SROI-Social Return on Investment) es un método de evaluación que añade principios de medición del valor extra-financiero en relación a los recursos invertidos. Es decir, incorpora el valor social y ambiental que actualmente no se refleja en las cuentas financieras convencionales, que está desarrollado a partir de un análisis tradicional de costo-beneficio y la contabilidad social. Es un enfoque participativo que permite capturar en forma monetaria el valor de una amplia gama de resultados, tengan éstos un valor de mercado o no.

 

El análisis SROI produce un relato de cómo una organización, programa, proyecto, iniciativa, etc., crea valor (económico, social y medioambiental) y un coeficiente que indica cuánto valor total en euros se crea por cada euro invertido atendiendo a la contribución de cada grupo de interés.

 

Este coeficiente SROI es una comparación entre el valor generado por una iniciativa y la inversión necesaria para lograr ese impacto. El SROI persigue más que la obtención de un simple número, ya que el método describe el proceso para llegar al ratio final y contextualiza la información para permitir la correcta interpretación del mismo. Presenta un marco para explorar el impacto económico, social y ambiental de una organización, en el que la monetización desempeña un papel importante, pero no exclusivo.

 

Es una herramienta para que tanto gestores del proyecto como financiadores tomen decisiones basadas en la optimización de los impactos económicos, sociales y medioambientales del proyecto.

 

Muy enfocado a obtener un único dato para resumir el valor social creado, por una parte, resulta ventajoso por considerar beneficios de diferente naturaleza, incluidos los sociales. Pero por otra parte, es exigente en indicadores y datos para calcular el valor monetario de dichos beneficios, no siempre fáciles de conseguir.

 

En definitiva, las ventajas del SROI sobre otros métodos, es que se trata de un método de valoración económica que, además, tiene en cuenta costes y beneficios no económicos. Con la aplicación de este método, buscamos por lo tanto, la medición en unidades monetarias de los costes y los beneficios de la acción para los diferentes agentes involucrados, incorporando los efectos sociales que se han identificado previamente. Desde el punto de vista operativo, tratamos de calcular el valor de los costes y beneficios correspondientes, obteniendo la tasa resultante de la comparación entre ambos, con la ventaja de que se puede entender de forma muy intuitiva.


No Comments

Leave a comment